Etiquetas

Bolsos de rayas blancas y rojas. Tirabuzones de espuma blanca. Un pulpo de a tres. Ocho patas de un laberinto. Ceños fruncidos. Parasoles de colores. La alegría se condensa entre los naranjas y los azules. Con que fuerza tira el mar. Vamos adelante, nos empuja hacia atrás. Remolino de emociones. Reímos como niños inocentes, como si girar en nuestro propio eje fuera el símbolo de nuestro avance. Detenidos por las olas que rompen en la orilla, y por otras que regresan al mar. Nos debatimos entre correr en la arena o adentrarnos en el Mar Fenicio que acaba en el horizonte. Ir viajando. Vislumbrar las hogueras de la costa en el medio del Océano. El sextante por amigo. Un mundo de sombrillas de colores. Calamares de arena, tobos azules, pareos de colores y esa brisa suave que roza a las niñas derribadas por la ola. Hombre de brazos cruzados. Este sol que flota sobre mi piel, que entibia sin quemar.

 

Anuncios